4 claves para promocionar un centro de cursos

Una de las consultas más frecuentes en el ámbito de la consultoría para negocios está relacionada a la promoción. ¿Cómo promocionar efectivamente un negocio, un emprendimiento, un proyecto personal? ¿Cómo puedo tomar provecho de las herramientas digitales? ¿Y cuánto de las herramientas tradicionales servirá para dar a conocer mi empresa y ganar nuevos clientes? Lo cierto es que existen muchos buenos hábitos a emprender para lograr este cometido. En esta nota en particular, nos hemos propuesta repasar 4 claves para promocionar un centro de cursos o un instituto de enseñanza. Un sector comercial específico que, en línea con esta especificidad, también requiere estrategias ajustadas al rubro.

Repasemos estas claves de la mano de testimonios.

  1. La profesionalidad como filosofía: El director de un instituto en Buenos Aires donde se dictan cursos de mecánica nos cuenta que una de las claves a la hora de promocionar las actividades del centro es acudir a profesionales en marketing. “Igual que nos preocupa que nuestros docentes tengan el mejor currículum, nos interesa que las campañas de promoción sean emprendidas por expertos en la materia”, explica. En rigor, aquella no es una mala idea. En este punto recomendamos volcarse por especialistas en marketing digital. ¿Por qué? Pues como veremos en el siguiente punto, ahora los clientes están en Internet.
  2. La preeminencia de lo digital: Anteriormente señalábamos que muchos emprendedores consultan respecto a cuáles son las mejores estrategias de promoción, las digitales o las tradicionales. “Me preguntaba si resulta conveniente seguir invirtiendo dinero en folletos de papel y pagar a una persona para que los reparta en la avenida más cercana a nuestra escuela”, dice la responsable de un centro de enseñanza de idiomas. Nos cuenta que cuando decidieron invertir los recursos en campañas digitales, el retorno fue muy superior. Una de las grandes ventajas de las campañas digitales (posicionamiento web, estrategias SEO, anuncios en Internet, etcétera) es la posibilidad de dirigirlas a un público específico. Por ejemplo, los anuncios en Google sólo serán mostrados a las personas que han demostrado algún tipo de interés, en este caso, en aprender inglés.
  3. Blog y redes sociales: Extendiendo aquello de que la promoción ahora debe ser digital, hay que recordar la importancia de comunicarse con clientes y potenciales clientes (en este caso alumnos y potenciales alumnos) a través de redes sociales e incluso hacerlo mediante un espacio tipo blog. El antes citado director del centro de enseñanza de mecánica automotriz (ver más aquí) nos cuenta que gracias al espacio de blog que han abierto han logrado un trato directo con sus alumnos, y un espacio abierto a tiempo completo. La promoción requiere dedicación, no hay dudas. Tanto redes sociales como un espacio de blog exigen una actualización periódica. De nada servirá publicar sólo un par de veces a la semana.
  4. El video también es poderoso: El fundador de una exitosa academia de teatro nos cuenta que una vez que conoció el poder del marketing digital, conoció también el poderío del video como un soporte ideal para promocionar un centro de enseñanza. “A través de videos realizados por una productora audiovisual logramos mostrar a quienes visitan nuestro sitio web y redes sociales cuáles son las actividades que aquí desarrollamos”. El consejo no es banal: en rigor, estadísticas demuestran que el contenido en video es mucho más persuasivo que otros soportes, como el texto o las imágenes, a la hora de decidir una compra. O, en este caso, una inscripción.
Esta entrada fue publicada en Consejos. Guarda el enlace permanente.