Amplia oferta de Alquileres

Cualquiera que alguna vez haya encarado el sueño de alquilar un departamento en Buenos Aires seguramente sabe lo fácil que puede transformarse en pesadilla. Tampoco es un consuelo que exista una amplia oferta de alquileres en Buenos Aires; no es ése el problema, ni para el locador ni para el locatario.

La cantidad de personas que necesitan alquilar una vivienda en la ciudad, ya sea una casa o un departamento, ha aumentado considerablemente en los últimos años. Si a esto le sumamos las enormes diferencias de precios entre barrios, que incluso cuadriplican su valor por metro cuadrado, las exigencias de inmobiliarias y dueños acerca del pago de meses de adelanto, depósito y garantías para alquiler en Capital Federal, el simple hecho de alquilar algo se convierte en una verdadera hazaña.

tempo

Pocas cosas generan un desgaste emocional tan grande como una mudanza, salvo, quizás, la necesidad de mudarse sumada a la dificultad de conseguir un alquiler razonable, o al menos que no exija de nosotros la mitad de nuestros ingresos mensuales.

Al respecto, no existen recetas ni tips concretos que podamos seguir, y mucho menos que nos garanticen alquilar algo a un valor que no sea completamente irracional. Hace años, el trato con dueños directos ofrecía ciertas ventajas frente al alquiler por inmobiliaria, pero esto es algo que ya no corre; salvo entre personas conocidas.

¿Dónde está el problema de fondo?

Probablemente en las expectativas de los dueños, en la falta de credibilidad en nuestra moneda, en los distintos valores, oficiales y no tanto, de las monedas fuertes del exterior, en las estrategias y cambios de perfil de ciertos barrios tradicionales como Palermo y San Telmo. En resumen, las razones por las que el sueño del alquiler propio a menudo se torna en pesadilla son muchas y, en cierta forma, difíciles de entender en una ciudad con amplias ofertas de alquileres.  Continua leyendo esto para saber más para su próximo alquiler.

Esta entrada fue publicada en Bienes Raices. Guarda el enlace permanente.