Beneficios de contratar una empresa de servicios informáticos

Mucho se habla últimamente sobre servicios informáticos sin tener una idea clara sobre de qué se ocupa, cómo, y por qué es importante contar con ellos a la hora de tener un sistema que funcione de manera óptima. Básicamente se trata de un término genérico para un amplio abanico de especialidades relacionadas con la tecnología, sobre todo volcadas al servicio de las empresas.

De más está decir que contratar buenos servicios informáticos solo trae beneficios, y no solo a corto plazo, sino en un programa de desarrollo y expansión al eliminar de raíz algunos costos innecesarios que se desprenden de un mantenimiento inadecuado, por ejemplo, o de tasas de reincidencia en eventualidades que podrían haber sido evitadas en un trabajo integral.

A continuación realizamos un breve pero interesante repaso sobre estos beneficios, algunos directos, como veremos, y otros realmente inesperados:

Tratamiento personalizado. La mayoría de estos servicios incluyen un régimen de visitas periódicas de mantenimiento preventivo, esto es, reducir el márgen de posibles problemas. La otra cara de la moneda del trato personalizado sí o sí debe especificar la respuesta inmediata frente a eventualidades que requieran la presencia física de los técnicos.

No hace falta que hablemos de lo importante que resulta estar actualizado en la tecnología, pero de todas formas conviene recordarlo. Un buen servicio informático debe proveer actualización permanente de sistemas, servidores, redes, antivirus y software, en muchos casos desarrollados exclusivamente para las empresas.

Recuperación de datos. No solo el servicio debe actuar frente a incidentes que ya se han consumado, sino trabajando en simulaciones programadas de recupero de información. Esto implica una notable reducción de costos, por supuesto, y también de tiempo.

servv

Reportes. Esto resulta esencial para tener un panorama más amplio y minucioso del desempeño del sistema informático de las empresas, y sobre todo cuáles son sus puntos débiles ya que evalúa su estado y efectividad en momentos críticos. Lo ideal sería establecer un régimen semanal o mensual de reportes.

Asesoría. En este caso los servicios deben incluir no solo una respuesta inmediata a problemas que vayan surgiendo en el día a día, sino realizar pronósticos que reduzcan la tasa de incidentes que puedan ir apareciendo en el futuro, evitando así gastos innecesarios y pérdida de productividad.

Hasta aquí hablamos de los beneficios directos de contar con este tipo de servicios, pero existen otros, quizás secundarios, pero que resultan de gran importancia dentro de un plan organizado de trabajo.

Sin la cobertura de un servicio integral la empresa deberá enfrentarse a fallas intermitentes, sobre todo debido a la falta de mantenimiento de rutina y sin un plan progresivo de mejoras.

servvvvvOtro dato a tener en cuenta es lo terriblemente enojoso que puede ser para cualquier empresa enfrentar sus problemas informáticos, con parámetros y dificultades propias, con técnicos externos o independientes. No solo no estarán al tanto de las particularidades del sistema, sino que su tarea rara vez incluye un programa a mediano y largo plazo. Tal vez sean eficaces para solucionar un problema específico pero no para evitar que vuelva a ocurrir más adelante.

Esto último trae aparejado un considerable aumento en los costos, ya que solucionar el mismo problema varias veces acarrea un crecimiento realmente innecesario del presupuesto de la empresa.

Como vemos, las soluciones informáticas no solo tienen que ver con lo que podemos hacer, sino cómo actuamos de forma preventiva para reducir problemas a futuro. Esta es una inversión un poco oculta, a menudo desatendida, pero esencial para no desperdiciar parte del presupuesto en tecnología de forma inadecuada.

La cobertura de profesionales con buena trayectoria en el rubro es vital, y por suerte algo que el contratador puede verificar chequeando la cartera de clientes del proveedor del servicio, consultando a sus clientes sobre los métodos de trabajo, tiempos de respuesta frente a los incidentes, que inevitablemente ocurrirán, y ocurren, pero que pueden reducirse de forma dramática cuando se los aborda desde una óptica integral.

Esta entrada fue publicada en Informatica. Guarda el enlace permanente.