Claves para invertir en el negocio de equipamiento para buceo

Tanto si pensamos en un modelo de negocios relacionado con la venta de indumentaria deportiva para prácticas no tradicionales, así también como para equipar a las escuelas de buceo que hoy en día se desarrollan en Buenos Aires, es importante señalar el alto rendimiento que esas inversiones pueden brindarnos en el corto plazo.

Una actividad recreativa y deportiva como el buceo requiere de mucho equipamiento, el cual mejora considerablemente año tras año, con lo cual el usuario promedio debe renovarlo de forma casi anual. En este contexto, el suministro de equipamiento moderno es una alternativa realmente atractiva para invertir, sobre todo en las escuelas dedicadas a dar clases respecto de esta práctica.

Un buen curso de buceo en Capital Federal, por ejemplo, cuenta con al menos una docena de estudiantes, los cuales necesitan equipos, aun cuando se dispongan a cursar sus clases sin intenciones de viajar. Las escuelas dedicadas al sector suelen proveer los equipos necesarios para sus estudiantes, y ahí es donde podemos entrar a jugar como proveedores.

Desde ya que es necesario evaluar los riesgos que se presentan en un ámbito semejante, donde el panorama se encuentra relativamente articulado por unos pocos proveedores. No obstante, a mayor riesgo, también es justo pensar que mayor será la ganancia si el inversor actúa inteligentemente.

Ahora bien, cuando hablamos de buceo no nos referimos únicamente a los equipos que se utilizan para su práctica, sino también a los insumos que las escuelas dedicadas a este rubro emplean, por ejemplo, para el cuidado de sus piletas e infraestructura; con lo cual se abre un amplio abanico de oportunidades que vale la pena estudiar para evaluar si efectivamente podrían ser rentables.

Pero más allá de los acuerdos comerciales que el inversor pueda establecer con las escuelas de buceo locales, también existe la posibilidad de trabajar de forma personalizada con las tiendas dedicadas a vender equipamiento para buceo, las cuales se expanden en un número relativamente bajo si los comparamos con la cantidad de personas que practican esta actividad recreativa.

En este sentido, el buceo puede ser visto como una excelente oportunidad de negocios, y lo que resulta todavía más interesante: se trata de una actividad que muestra altos niveles de aceptación y de crecimiento entre la población que entrena activamente; razón por la cual nada hace pensar que esa cifra se reduzca en los próximos años, sino más bien todo lo contrario.

El equipamiento para deportes acuáticos ya demostró su valor para los inversores que captaron a tiempo su potencial. El buceo, hoy en día, comienza a mostrar la misma tendencia, de manera tal que conviene comenzar a examinar detenidamente cuáles son los beneficios que podríamos obtener si invertimos en ella de forma inteligente.

Esta entrada fue publicada en Consejos. Guarda el enlace permanente.