Cómo entrar en el negocio de la venta de muebles en Buenos Aires

El ámbito de la consultoría debe aspirar en todo momento a darle un salto de calidad a sus proyectos de inversión, y sobre todo generarle distintas oportunidades en nichos de negocio con buenas perspectivas en el corto y mediano plazo. En este sentido, el gran crecimiento de las ventas de muebles en Buenos Aires ha logrado capturar la atención de muchos inversores que se preguntan cómo entrar en el negocio.

Claro que vender un producto no significa tener que fabricarlo; algo que dentro del nicho que hoy tocamos en este artículo supone una gran ventaja, en especial si tenemos en cuenta que hay muy buenas fábricas de muebles en Buenos Aires, equipadas con tecnología de vanguardia, y capaces de proveer productos de primera calidad, e incluso con nombres ampliamente reconocidos en el rubro.

Lo más interesante de las fábricas de muebles en nuestra región es que han sabido equilibrar sabiamente la tecnología con el trabajo artesanal; es decir, aplicando procesos de fabricación realmente modernos, pero muchas veces con terminaciones hechas a mano, lo cual supone un producto final verdaderamente interesante, tanto para el mercado local como para el internacional, siempre ávido por muebles que cuenten con el aporte de la mano de un artesano.

Probablemente la mejor forma de entrar en este negocio sea como intermediarios, es decir, abriendo nuestro propio local y equiparlo con muebles provenientes de las distintas fábricas con las que cuenta nuestro país. Geográficamente hablando, muchas de ellas se encuentran muy cerca de Capital Federal, con lo cual los costos de entrega y distribución son realmente bajos.

Es importante notar la conveniencia de acordar formalmente con cualquiera de las fábricas de muebles que consideremos oportuna. No solo nos permitirá darle a nuestro local cierto prestigio, al usar un nombre que ya sea conocido por el público, sino que también nos ayudará a contar con el respaldo necesario para asegurarnos un buen nivel de ventas al principio.

En este sentido, la venta de muebles es un negocio rentable en nuestro país; desde luego, siempre que sepamos hacia qué tipo de público dirigiremos nuestra atención. Los muebles fabricados localmente, sobre todo los muebles de madera, son muy bien vistos en el mercado internacional, en especial en otros países de la región; de modo tal que no es ilógico suponer que también podríamos exportar este tipo de productos basándonos en el valor agregado que poseen al ser trabajados por auténticos artesanos.

A la hora de invertir en un nuevo negocio, por supuesto, siempre existen riesgos que habrá que tomar en consideración, realizando los estudios de mercado que sean correspondientes para el caso, en especial si nos enfocamos únicamente en el mercado local. No obstante, y más allá de esto, el ámbito de la venta de muebles, insistimos, especialmente de muebles de madera, son una alternativa muy atractiva, aunque distinta, para el inversor que desee hacer una apuesta un tanto arriesgada, es cierto, pero con excelentes oportunidades de crecimiento a futuro. Si tomamos en cuenta que los productos que se fabrican en el país son de gran calidad, también es importante destacar que la competitividad con el mercado exterior estaría asegurada, con todos los beneficios que eso trae consigo.

Esta entrada fue publicada en Consejos. Guarda el enlace permanente.