Cómo mejorar el rendimiento tecnológico de su empresa

Toda empresa que se desarrolle en estos tiempos, no importa en realidad a qué rubro industrial o área comercial se dedique, necesita aumentar sus niveles de productividad dentro de un marco de inversión razonable, logrando además obtener buenos resultados en el corto y mediano plazo. La ecuación parece difícil, cuando no directamente imposible; sin embargo, no lo es en absoluto. En este sentido, la tecnología es un elemento esencial para pensar en términos de un mejor rendimiento.

computadora-380x311

Para no caer en ejemplos genéricos que poco tienen para aportar sobre la cuestión, tomemos entonces solo la matriz tecnológica que articula el funcionamiento de una empresa: sus computadoras. Basta repasar el tema para advertir que incluso las comunicaciones pueden pasar por nuestros equipos; así como la facturación, tareas administrativas, contables, logísticas, etc. En este contexto sería redundante decir que para mejorar el rendimiento tecnológico de una empresa es necesario contar con una plataforma tecnológica que esté a la altura del desafío.

Ya en el terreno de la planificación, a la hora de pensar en cómo equipar nuestra empresa es fácil caer el error de adquirir equipos de buena calidad pero que no fueron diseñados específicamente para la tarea que luego vamos a asignarle. La mejor opción con la que usted puede contar para garantizarse de que sus nuevas computadoras sean las ideales para su empresa es adquiriendo pc armadas (ver Stec). ¿En qué consiste este tipo de equipos? Básicamente de computadoras armadas para que su rendimiento se ajuste a las funciones que luego les serán asignadas. Con esto podemos estar seguros de incorporar la tecnología que necesitamos, ni más ni menos que eso.

La misma metodología de planificación puede aplicarse a otras áreas igualmente esenciales de su negocio, por ejemplo, las comunicaciones. Hoy en día es realmente imposible desarrollarse de forma sustentable sin apelar a lo que la tecnología tiene para ofrecernos en términos de comunicaciones; pero cuidado, esto no significa que una empresa determinada deba correr detrás de los últimos avances. Por el contrario, lo que un modelo de negocios saludable debe hacer es incorporar los equipos y la infraestructura que necesita y sólo la que necesita.

Esta es la razón por la cual el rendimiento tecnológico de una empresa puede o no estar al día con el desarrollo de sus otras áreas. De nada sirve que podamos crecer en términos de productividad si ésta no puede ser articulada a través de la tecnología. Por esa razón, cada vez son más las empresas ha empezado a considerar este sector arterial como uno de los que requieren mayor atención y niveles de actualización.

Esta entrada fue publicada en Consejos, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.