Consejos de actividades para embarazadas en Bs. As.

Los viejos preconceptos sobre el embarazo han ido cambiando. Ninguna futura mamá piensa en él como una “dulce espera”, sino más bien como una etapa donde el placer de la actividad física de bajo impacto es un elemento esencial, no solo para la mente y el organismo sino para que el bebé se desarrolle saludablemente y de forma natural.

En este contexto cada vez son más las mujeres que disfrutan de los grandes beneficios del yoga para embarazadas en Capital Federal: un modelo de ejercicios suaves, personalizados y diseñados para equilibrar el cuerpo y la mente durante esa importante etapa de la vida, ya que permite reforzar la confianza para encarar el trabajo de parto de una forma mucho más relajada. En este enlace puede aprender mas.

gimSi bien este tipo de disciplina posee un amplio rango de posibilidades, sus cimientos consisten básicamente en rutinas de trabajos suaves de elongación, elasticidad y estiramiento. Esto consigue aliviar casi inmediatamente los dolores y sensaciones de incomodidad propias del embarazo, por ejemplo, hinchazón de las piernas y dolor de espalda. Posee simultáneamente beneficios que mejoran la circulación sanguínea, la flexibilidad de las articulaciones, fortaleciendo también todos aquellos músculos que trabajarán intensamente durante el parto.

Desde luego que este estilo singular de actividades se realiza siempre tras evacuar las dudas y consultas de la futura mamá, trabajando siempre con un ritmo e intensidad acordes a su etapa gestacional, e incluso tomando en cuenta la experiencia de quienes ya transitan por su segundo o tercer embarazo; preparando a la mujer para el parto con ejercicios de práctica de pujo y respiración, ya en la recta final, otorgándole además el valor agregado de una gran elasticidad que les permitirá, entre otras cosas, recuperarse del parto mejor, más rápidamente y de una forma más natural.

La gimnasia para embarazadas posee muchos ventajas con respecto a otro tipo de ejercicios y disciplinas; algunos de ellos directos y fácilmente perceptibles, como la conservación de la flexibilidad y tonicidad muscular; y otros colaterales, como seguridad, paz interior y plena confianza, ambos sin dudas determinantes a la hora de experimentar de la mejor forma posible un momento único en la vida de las mujeres.

Más allá de sus aplicaciones prácticas, el yoga para embarazadas permite que la mujer alivie los miedos y tensiones internas, y sobre todo que llegue a disfrutar con plenitud de este período trascendental y ciertamente único. El cuerpo de la mujer sufre cambios radicales durante el embarazo, el yoga nos facilita adaptarnos a ellos de forma natural, sin riesgos, logrando así un equilibrio perfecto. De ahí la importancia de ser conscientes de lo esencial que pueden llegar a ser las pequeñas decisiones que tomemos, y lo determinantes que serán tanto para la salud de la mamá como para la del bebé en gestación.

Esta entrada fue publicada en Salud. Guarda el enlace permanente.