Consejos para elegir una residencia para mayores en Bs. As.

Más allá de informarse sobre cuestiones básicas como su ubicación, régimen de visitas, reputación, que puede verificarse haciendo una rápida búsqueda por internet, y el grado de calificación que poseen sus profesionales estables, nunca es sencillo saber elegir una residencia para mayores en Buenos Aires, y sobre todo qué preguntar durante la primera entrevista.

Ahí van algunos consejos sobre puntos sensibles que no deben dejarse librados al azar:

Verificar que el personal médico del establecimiento sea capaz de atender todas las patologías que, desde luego, no requieran de internación en un centro especializado.

mayorOtro punto muy importante son las actividades. Lo ideal es que residencias para mayores posean un amplio programa de actividades individuales y grupales, como paseos, música, juegos recreativos, etc. Más allá de los aspectos recreacionales en grupo, es necesario averiguar si las actividades individuales son personalizadas, es decir, si incluyen la atención de casos de movilidad restringida e incluso recuperación psicofísica en caso de que sea oportuno.

Averiguar si el médico personal del paciente puede asistir regularmente a la residencia para verificar su estado. Si el establecimiento no lo permite, convendría considerar otras posibilidades. El trabajo en equipo es de vital importancia. Por eso los médicos externos deben tener acceso, no solo a la residencia, sino al cronograma de actividades del paciente y su historia clínica dentro del establecimiento.

Verificar el grado de atención profesional. ¿Cuántos médicos posee la residencia y cuáles son sus especialidades? ¿Cuál es el cronograma de atención médica? ¿Cuenta con enfermería profesional las veinticuatro horas? ¿Cuál es el plan nutricional y cómo se coordina con las otras especialidades médicas?

Este último punto es esencial: la dieta de cada paciente debe ser personalizada y adecuada a sus necesidades. Informarse sobre diagrama de las cuatro comidas principales, colaciones, refuerzos adicionales, etc. También resulta oportuno preguntar si el establecimiento cuenta con un servicio especial de alimentación enteral para pacientes con sonda.

Las residencias más calificadas no reciben a ningún paciente sin realizar antes una evaluación médica, sobre todo para elaborar un plan de tratamiento adecuado. Esta evaluación, que al cabo terminará siendo importante para facilitar su tratamiento y adaptación, debe poder realizarse en el domicilio del paciente.

La mayoría de las residencias para mayores cuentan con habitaciones de todo tipo, desde individuales a grupales. Todas ellas deberían contar con un baño privado.

Horario de visitas: las residencias suelen contar con un horario de visitas amplio que incluso puede llegar a negociarse, llegado el caso. Sin embargo, los establecimientos más serios tratan en todo momento de preservar el descanso y la privacidad de sus pacientes en ciertos horarios clave del día. Esto no es inadecuado, siempre que se aclare que nunca, bajo ningún concepto, está restringida la entrada de familiares en caso de ser necesario.

Estos son algunos de los principales consejos para elegir una residencia para mayores en Buenos Aires.

Esta entrada fue publicada en Salud. Guarda el enlace permanente.