Consiga el mejor soporte técnico para su empresa en Buenos Aires

No es ninguna novedad que el mantenimiento de la plataforma tecnológica de una empresa, incluido el soporte técnico, es un asunto de primera importancia estratégica a la hora de mantenerse firmes en un mercado que cada vez se vuelve más y más competitivo. Sin embargo, no siempre es fácil decidirse por un proveedor de servicios que sea confiable y nos brinde un marco de soluciones concretas.

Hoy en día existen muy buenos proveedores de soporte técnico en Buenos Aires que pueden gestionar el conjunto de cuidados que requiere nuestra plataforma tecnológica, servicio que va desde nuestras computadoras, notebooks, redes y servidores, a la posibilidad de que nuestra infraestructura informática funcione adecuadamente en todos sus aspectos principales.

Ahora bien, para conseguir el mejor soporte técnico es imprescindible evaluar las necesidades específicas de su empresa. Un buen proveedor solo le ofrecerá lo que su negocio necesite, ya sea si hablamos de una gran empresa como de una PYME. Por ese motivo, la etapa informativa previa a la contratación es muy importante.

¿En qué debemos basarnos a la hora de tomar una decisión con respecto a la contratación de un proveedor externo de soporte técnico? En principio, en su posibilidad de realizar un diagnóstico preciso de los problemas actuales y un paquete de medidas que impidan que esos mismos incidentes puedan repetirse con frecuencia en el futuro.

Los proveedores de soporte técnico más serios pueden ocuparse de problemas relacionados con la pérdida de información, por ejemplo, como consecuencia de un virus informático. Más allá de darnos una solución, el soporte técnico más capacitado también se ocupará de realizar tareas de mantenimiento de software, por ejemplo, y de mejorar nuestro entorno de seguridad informática, evitando así la recurrencia de tales incidentes.

Durante el proceso de evaluación, a lo largo del cual el empresario debe plantear todas sus dudas acerca del servicio a contratar, debe asegurarse de que el prestador del soporte técnico se encuentra en condiciones de abordar nuestra problemática desde distintos ángulos y niveles; entre los cuales vale la pena destacar los cuatro siguientes:

  • Asesoría y consultoría en materia de seguridad informática: esto puede disminuir en el corto plazo los riesgos de caídas y fallos, tanto en nuestros equipos como en los servers y redes.
  • Actualización de sistemas: una medida básica, pero necesaria. Hablamos de actualización de sistemas operativos, antivirus, recuperación de datos, backup en la nube, cortafuegos, etc.
  • Asistencia remota: es decir, cobertura externa, sin la presencia física de los técnicos.
  • Automatización de procesos: gestión de los procesos informáticos.
  • Reparación: desde luego, la faceta más importante del soporte técnico; es decir, el mantenimiento y la reparación de equipos, monitores, impresoras, etc.
Esta entrada fue publicada en Informatica. Guarda el enlace permanente.