Cuáles son los beneficios de tener un comedor y un espacio de relax en la empresa

Son muchos los estudios que coinciden respecto a los peligros –o aspectos negativos, para no ser tan drásticos- que implica comer frente a la computadora, en el escritorio de trabajo. Aquí hay un caso entre los tantos que podemos traer a colación. En directa relación a ello, especialistas del ámbito laboral señalan que contar en la empresa con un comedor –además de un espacio de relax- supone importantes beneficios.

Una empresa dedicada a la elaboración de viandas para el trabajo frías y que además ofrece servicio de viandas asistidas (operarios que ayudan a servir, ordenar y calentar los platos), nos cuentan que en su experiencia advierten un primer y fundamental beneficio: que los comedores se convierten en un ámbito de socialización en la compañía, un sitio en donde es posible interactuar con otros empleados de diverso rango, algo que no es sencillo hacer durante las horas de trabajo. Desde intercambiar opiniones relacionadas a las propias tareas laborales, hasta conversiones distendidas y más personales. Sin dudas, un comedor es un gran potenciador de las relaciones internas en la empresa.

Este primer beneficio que señalamos no es menor: la generación de lazos entre los empleados de una compañía no sólo es positiva para ellos, sino que también mejora la productividad. Ir a trabajar con agrado, sabiendo que allí hay personas con experiencias afines, es siempre bueno para una empresa y los resultados que busca alcanzar. En rigor, especialistas dicen que los comedores no sólo deben funcionar como un espacio a la hora del almuerzo o del café, sino que pueden ser espacios para momentos de distención que, como sabemos, no sólo son necesarios en una jornada de trabajo sino que también son recomendables.

En contra de lo que muchos responsables de las compañías pueden creer, contar con estos espacios no va en desmedro de la productividad. Por el contrario, la experiencia demuestra que disponer de sitios para relajarse y tomar pausas evita que los empleados salgan del edificio hacia bares cercanos, que retomen su puesto en menos tiempo, y que incluso reduce la tasa de ausencia.

El caso de Google es paradigmático, que sabemos dispone de oficinas en las cuales hay un amplísimo protagonismo de la distención. No es necesario llegar a tal punto, aunque sin dudas disponer de espacios dedicados al descanso entrega beneficios apreciables. La mencionada empresa que ofrece servicio de viandas empresariales nos cuenta que el círculo virtuoso se completa cuando en estos espacios se sirve comida que sea sabrosa y también saludable, especialmente elaborada y pensada por nutricionistas para que la ingesta de comida no vaya en desmedro de la continuidad de la jornada de trabajo.

¿Sabías que el comedor que dispone una empresa es un valor que muchos empleados consideran a la hora de aceptar un nuevo puesto de trabajo? Como hemos visto, aquello que las leyes de diversos países anotan (según la cantidad de empleados es obligación contar con un comedor), es una decisión que sin dudas repercutirá en forma positiva en la marcha de la compañía.

¿Qué empresa no desea mantener al personal motivado y conforme? Un comedor es un atinado paso en esa dirección.

Esta entrada fue publicada en Consejos. Guarda el enlace permanente.