Depósitos: ¿Qué deben ofrecer las empresas de guardamuebles para confiar en ellas las pertenencias de tu empresa?

Los guardamuebles aparecen como aliados fundamentales para muchos negocios y empresas, desde PYMES hasta grandes industrias. Veamos algunos ejemplos que dan cuenta de lo afirmado. Por ejemplo, contratar una baulera privada permite almacenar papelería que no se consulta con frecuencia, elementos que ocupan un lugar innecesario en oficinas  y locales, u objetos que deben ser guardados en forma esporádica.

Imaginemos el caso de un negocio que vende ropa y que opera en un local comercial con pocos metros cuadrados. El trato con una empresa guardamuebles le resultará ideal para guardar stock de mercadería, para poder alojar en un espacio seguro pedidos que son grandes y que no caben en el local, o para guardar en forma temporal stock excedente.

Ahora bien, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir una empresa para el guardado de las pertenencias de tu negocio? Veamos.

A la hora optar por el alquiler de depósitos es conveniente tener en cuenta una variable que no siempre se observa: ¿ofrece la empresa de guardamuebles la posibilidad de modificar el tamaño de la baulera alquilada, en cualquier momento del contrato? Aquellas que sí ofrecen esta posibilidad son naturalmente las más convenientes, pues propician una flexibilidad que, ulteriormente, es siempre ventajosa. Por caso, un gasto que es fijo se convierte en variable, en el caso que en determinada temporada del año no se precisen muchos metros cuadrados en la baulera. La relación es obvia: bauleras más pequeñas, alquiler menos costoso.

Otro punto a tener en cuenta a la hora de elegir un depósito para los objetos que su negocio precisa guardar es la disponibilidad de estacionamiento interno. De este modo, la carga y descarga será mucho más sencilla. Por lo demás, siempre hay que privilegiar aquellas empresas de guardado que permiten acceder a las bauleras en cualquier momento del día y en cualquier momento de la semana, incluyendo fines de semana y feriados. Nunca se sabe cuándo será necesario acceder a los objetos de tu empresa.

Algunos elementos clave son también que la empresa de guardado tenga la posibilidad de hacer Factura A, para de este modo recuperar Ganancias e IVA. Pero además hay una variable imposible de soslayar: la seguridad. A la hora de alquilar un depósito hay que poner esta cuestión en el centro de la escena.

¿De qué hablamos cuando hablamos de seguridad? Pues se trata de un servicio que sin dudas debe ser integral. Se privilegia en este punto la disponibilidad de sistemas de vigilancia por circuito cerrado, la presencia de personal de seguridad, además de alarmas contra incendio, y una serie de normas que el establecimiento debe cumplir para ajustarse a las exigencias correspondientes y ofrecer plena seguridad a sus clientes (y a sus pertenencias, claro).

Se agradecen además otros servicios como la disponibilidad de herramientas para movilidad, y servicio de peón. Lo cierto es que el alquiler de un depósito es muchas veces necesario para tu negocio, y lo ideal no es simplemente elegir el que esté más cerca, sino el que ofrezca el mejor y más efectivo paquete de soluciones.

Esta entrada fue publicada en Logistica. Guarda el enlace permanente.