Descubra una opción de negocio que perdura en el tiempo

La localidad de Bernal está situada en el partido de Quilmes, en la Provincia de Buenos Aires, y es un óptimo lugar para hacer negocios porque se tiene llegada a miles de potenciales clientes y además se encuentra en proximidades de zonas industriales.

Con una adecuada planificación, abrir una herrería en Bernal es buena opción, pero antes debes realizar un estudio de mercado para conocer la competencia que tendrás en la zona y las características de tus futuros clientes, sus necesidades y hábitos de consumo.

También hay que tener en cuenta que será necesario un espacio para trabajar con comodidad para que tu producción sea más eficiente y brindar un mejor servicio a tus clientes.

Dependiendo de si tu herrería se dedicará a trabajos grandes para industrias, o pequeños y artesanales, deberás contar con instalaciones adecuadas y, en lo posible, con un área de producción, un lugar destinado para almacenar las materias primas y los productos ya finalizados, una zona de recepción y expedición de productos, una oficina, un sitio destinado a almacenar herramientas y lo referido al mantenimiento del local, y una espacio para clientes.

También es muy importante que antes de comenzar sepas a qué tipo de herrería te dedicarás para saber qué equipamiento necesitarás.

Un equipo básico puede constar de una máquina de soldar eléctrica, un taladro manual, una pulidora eléctrica manual, una pulidora eléctrica de banco, y también de herramientas manuales como martillos, pinzas, cincel, tijeras, desarmadores, brocas de diferentes medidas, tornillo de banco, y escuadra, entre otras.

Respecto a los proveedores de tus productos, debes contactarte con empresas serias para tener la certeza que entregarán tus materiales en fecha. Además, en la medida de lo posible, siempre compra productos de primera calidad porque eso mejorará tu trabajo final, lo que puede asegurarte la fidelidad del cliente.

Tras definir si te dedicarás a lo relacionado con plantas industriales y herrería de obra, o a trabajos más pequeños, para el hogar y herrería artesanal, debes definir qué productos formarán parte del catálogo de prestación de servicios que se quiere brindar ya que son muchos los productos de acero y hierro que se pueden vender. Por ejemplo, puertas y ventanas con sus marcos, rejas, cortinas de acero, frentes, escaleras de caracol o rectas, pasamanos, balcones, armazones para tejado, barandas, portones, galpones, umbrales, cercos, rejillas, techos, cobertizos, entrepisos, muebles, herramientas, esculturas, artículos religiosos y decorativos, campanas, etc.

Para destacarte de tu competencia debes trabajar seriamente, con los mejores productos, en el mejor lugar posible y además ofrecer productos únicos. Agregar innovación a tu empresa para ofrecer productos de alta calidad, con amplia variedad, hechos a medidas y también aprovechar la herrería artesanal para elaborar productos de decoración únicos.

Esta entrada fue publicada en Arquitectura Comercial. Guarda el enlace permanente.