Franquicias: 3 consejos para elegir un asesor

A la hora de escoger una franquicia en el mercado argentino, las opciones son variadas. En rigor, a comienzos de 2017 se habló de un total de franquicias que ronda los 860 en el medio local. Los emprendedores que quieren ingresar en este mundillo deben tener en cuenta múltiples factores, como la elección de una franquicia adecuada a su perfil, las opciones que más se ajustan a su bolsillo y perspectivas a futuro, así como una serie de asuntos de orden legal. Es por ello que en muchas ocasiones los conocimientos de un emprendedor no son suficientes, por más experiencia que ostente en otras áreas, y se aconseja acudir a un asesor en franquicias o una consultoría especializada en este terreno. 

La variedad también define a la oferta de asesoría. Y enfocándonos nuevamente en el medio local, son muchos los interesados en participar de este sector que se preguntan cómo tomar la decisión correcta a la hora de contratar los servicios de alguna de las consultoras de franquicias en Argentina, esto con el ánimo de iniciar este camino en forma eficiente. En lo que sigue veremos 3 consejos para tener en cuenta a la hora de contratar los servicios de un asesor, el paso previo a la definitiva incursión en el universo de las franquicias. 

1 – Respuestas siempre a mano: En el marco de una entrevista inicial, es fundamental que un asesor pueda responder en forma eficiente preguntas clave como cuál es la antigüedad de la franquicia, desde cuándo opera en el mercado local, cuál es su facturación, y cómo ha sido su evolución. Cuando el asesor de una consultora no tiene a mano estos datos, pues no es de confiar. Siempre hay que valorar a los asesores bien informados y actualizados. 

2 – Google es un aliado: A la hora de contratar los servicios de una consultoría de franquicias es recomendable examinar la experiencia de los miembros de la empresa que presta el servicio. Por supuesto que se puede pedir referencias a la propia consultora y también a empresarios conocidos. Pero en este orden no hay que despreciar los encantos de Google. ¿Qué queremos decir con esto? Pues es sencillo: rastrear a los integrantes de la consultora o al asesor, revisar su experiencia, sus perfiles en redes como LinkedIn, chequear si publican artículos en magazines especializados, etc. Siempre hay que valorar a los asesores activos y que puedan demostrar experiencia en el rubro. 

3 – La rigurosidad al poder: La misión principal de un asesor es ofrecer sus conocimientos. Esto también ocurre en el mundo de las franquicias, y de hecho es por ello que un emprendedor interesado en invertir en una franquicia acude a su asesoramiento. En este sentido, es sumamente importante que la información que el asesor comparte sea rigurosa y a su vez sencilla de comprender. Un tip fundamental: alejarse de los asesores que sueltan informaciones vagas y poco concretas. Finalmente, es muy apreciable que un asesor llegue a la primera reunión conociendo en parte las particularidades del interesado en sus servicios.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.