Innovadores con ideas viejas recicladas

Algunos emprendedores construyen sus negocios en base a una idea antigua, que ha tenido éxito en el pasado, y que por diferentes motivos se dejó de lado por cambios en las tendencias, o su rendimiento cambió con el tiempo. Estos talentosos emprendedores capaces de reciclar un negocio generalmente adaptan esas ideas a las necesidades del mercado actual con la incorporación de la tecnología, entre otras herramientas. Quizás estas ideas renovadas confirman que ya no quedan opciones de negocios totalmente nuevas.

Ejemplos ideas antiguas renovadas

¿Por qué reinventar ideas viejas puede ser rentables? Por qué se investiga sobre las necesidades no cubiertas durante el primer desarrollo de esa idea. Un ejemplo muy concreto es el caso de Nespresso. Ya existen todo tipo de artefactos para preparar café, pero no con la comodidad y la calidad que ofrecen las máquinas de esta empresa. El equipo que creó la idea y los especialistas que la desarrollaron supieron ver qué quieren los usuarios cuando deciden tomar un café especial.

Por otro lado, la llegada de internet ofreció en sí misma toda una reinvención de los negocios. El caso más emblemático de reinvención fue el del sector turístico y todas sus subcategorías. Los sitios web que reúnen información y ofertas completas de alojamientos y pasajes aéreos de diferentes precios le ofrecen un poder especial al usuario en este campo.

¿Y qué pasó con los talleres de chapa y pintura? Lo que era un clásico en todos los barrios de la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, hoy están representados por talleres que son laboratorios (ver el caso de Nuevadelta) con maquinaria de última generación para hacer su trabajo de otra forma, con tecnología.

Como último ejemplo podemos mencionar el caso de la música que se utiliza en los restaurantes, compañías, locales comerciales, etc. para ser un elemento más del entorno que se quiere crear. Las primeras experiencias con esta música comienzan a principios del siglo XX, pero esta forma de escuchar música no se hizo popular hasta la década de 1970 en la que gracias a los avances tecnológicos se pudo implementar como música ambiental. Hoy en día sigue habiendo innovadores que apuestan a este rubro con nuevas ideas como el uso del estudio del público a la que va dirigida, del local en el que se instalará (rubro, decoración, etc.) y muchas otras variables que hoy han generado nuevas empresas en este sector que parecía que ya no tenía nada que ofrecer. Un ejemplo argentino concreto es la empresa argentina Bandtrack que ofrece un servicio de música unificada para todas las tiendas de una misma marca en pocos minutos, playlist personalizadas, panel de monitoreo web, con la posibilidad de calendarizar avisos de la tienda entre las canciones y reproducción offline.

No hay dudas que innovar sobre una idea ya desarrollada comercialmente es un desafío doble. Sin embargo, muchos emprendedores son capaces de ver la oportunidad en esas ideas renovadas y tienen éxito, por lo que no hay que dejar de lado la investigación dentro del campo de las ideas que alguna vez fueron nuevas, desde las cafeteras de uso doméstico hasta un taller de chapa y pintura en San Isidro, de todas puede surgir una innovación del concepto básico.

Esta entrada fue publicada en Negocios. Guarda el enlace permanente.