Inversiones: ¿Es una buena idea apostar a las franquicias?

Según señaló en febrero de este año el sitio Inversor Global, una publicación que forma parte de una compañía especializada en asesoramiento financiero que opera en diversos países hispanoparlantes, en las Argentina hay casi 860 franquicias. Aquel artículo no discurre acerca de los mecanismos y estrategias necesarias para franquiciar un negocio, o sobre cuál es la mejor franquicia que puede escoger un emprendedor entre las disponibles. En este caso el foco está puesto en el mundo de las inversiones. La pregunta central: ¿es conveniente invertir en franquicias en el mercado argentino? 

Entre los inversores argentinos las franquicias aparecen como una modalidad de inversión poco explorada y elegida, aunque los especialistas coinciden en que éstas se posutlan como verdaderos negocios rentables de los cuales es posible tomar provecho, siempre teniendo en cuenta diversas variables. De acuerdo a la citada publicación, el bajo nivel de inversiones en franquicias no se explica por la falta de rentabilidad o rendimiento de los casos locales, sino por falta de conocimiento en la materia. Sí es importante señalar que invertir en franquicias requiere una actitud activa por parte del inversor, a diferencia de otro tipo de inversiones en las cuales el que apuesta por ellas mantiene un rol pasivo, esperando la generación de rentabilidad. Por otra parte, supone ciertos riegos, tal como veremos luego.

Invertir en franquicias implica algunas ventajas de consideración, por ejemplo la siguiente: las más serias y reconocidas en el segmento siempre cuentan con un importante respaldo para que el negocio funcione, y esto es una buena noticia para el inversor. Ocurre que detrás de las franquicias hay una multiplicidad de actores, a diferencia de lo que ocurre en una compañía clásica, y todos están interesados en que la franquicia se encamine hacia el éxito.

Para confiar en la existencia de franquicias rentables en Argentina y contemplarlas como escenario apto para invertir es importante observar el clima global. En este sentido hay que decir que el modelo de negocios ha crecido en los últimos años en forma exponencial en diversos países del mundo, con una considerable disminución en los riegos. Y de hecho, no son pocas las marcas de gran reconocimiento que se suben al carro de las franquicias: entre ellas Subway y McDonald’s. 

Por supuesto que existen ciertos riesgos al invertir en franquicias, como la ausencia de autonomía en la toma de decisiones (las franquicias respetan su modelo y esto tiene repercusión en su desempeño). También es riesgoso invertir sólo siguiendo una moda. No obstante, ¿qué inversión no implica riesgos? Según explican desde Inversor Global, los márgenes de utilidad al invertir en franquicias locales van del 8 por ciento al 18 por ciento, siempre dependiendo de diversos factores (el rubro, la dedicación de la franquicia, su expansión y ubicación, etc.), análisis en el cual no puede ser dejada de lado la actualidad económica del país.

A fin de cuentas, y tal como señala el sitio Emprender Fácil, las franquicias representan riegos al igual que cualquier otra especie de inversión. Y tal como ocurre en otras escenas de inversión, el menor margen de riesgos se traducirá, a su vez, en un mayor costo de la franquicia.

Esta entrada fue publicada en Consultoria. Guarda el enlace permanente.