Pasos de una inmobiliaria cuando alquila una propiedad

Muchas veces nos encontramos con la necesidad de alquilar una propiedad, pero no siempre sabemos cuáles son los pasos para poder cumplir con nuestro objetivo, y por ello detallaremos a continuación cuales son los pasos que una inmobiliaria debe cumplir para poder celebrar un contrato de locación o alquiler de un inmueble.

  • El propietario de un inmueble se acerca a un agente inmobiliario de confianza para ofrecer el bien en alquiler.
  • El agente inmobiliario se acerca a realizar una revisión de la estructura edilicia y realiza una tasación de la misma y evalúa los factores que modifican el precio del alquiler del mismo.
  • Se realiza la solicitud de información impositiva y legal del inmueble por parte del agente inmobiliario, y es aquí donde se solicita el informe de dominio del bien y se corrobora que el propietario y su inmueble se encuentran aptos para firmar un acuerdo de locación.
  • Se firma un acuerdo entre partes, donde el propietario sede al agente inmobiliario la administración total o parcial de la gestión del contrato de alquiler con el futuro inquilino.
  • Se realizan las gestiones de limpieza y mantenimiento del bien inmueble.
  • El agente inmobiliario publica las características de la propiedad a alquilar, en diarios, medios digitales y vidrieras comerciales, siempre con autorización del propietario. La información se difunde con los métodos de contacto del agente inmobiliario.
  • Los interesados en alquilar la propiedad se contactan con el agente inmobiliario y solicitan la información que crean pertinente (ver la propiedad, consultar el precio de alquiler y las condiciones del contrato donde se incluye el tipo de garantía, así como cualquier otra consulta al respecto).

imageee

  • El agente inmobiliario selecciona conjuntamente al propietario del bien o de forma arbitraria al mejor inquilino (respecto a ingresos, garantías, además de solicitar en caso de que sea necesario informes como Verás y otros) así como también en relación a las necesidades y requerimientos del propietario (si permite o no mascotas, si desea alquilar a una persona sola, si permite familias con hijos chicos, si desea alquilar a estudiantes, o si necesita rápidamente el ingreso de la renta de alquiler)
  • El postulante seleccionado debe presentar la documentación requerida para la formulación del contrato y la consecuente firma del mismo (incluyendo garantías propietarias o cualquier otra modalidad especificada).
  • Se firma el contrato y se sella por escribano público o autoridad pública autorizada.
  • Se entregan las llaves al nuevo inquilino.
  • El inquilino deberá abonar en las fechas indicadas dentro del contrato el monto fijado en el mismo por el alquiler de la propiedad.
  • El inquilino recibirá mensualmente el valor de la renta de alquiler menos los honorarios de gestión de la administración del agente inmobiliario sobre la propiedad.
  • Si la propiedad posee algún inconveniente, el inquilino lo informará al agente inmobiliario y este los solucionará luego de informar y consultar con el propietario del inmueble.
  • Sesenta o treinta días de la fecha de caducidad del contrato, el inquilino deberá solicitar la renovación del contrato (si es que el documento no posee cláusula de renovación automática) o por el contrario informar de forma fehaciente la voluntad de finalizar el compromiso como inquilino. Esta comunicación formal y fehaciente debe realizarse mediante telegrama o cualquier otro método que tenga validez como prueba legal, en caso de que surge cualquier imprevisto o mal entendido.
  • Una vez que el agente inmobiliario informa al propietario la voluntad del inquilino de finalizar el acuerdo en tiempo y forma, el propietario deberá responder la comunicación o darse por enterado y notificado.
  • Por último, se realiza la inspección del inmueble de modo de conocer el estado de devolución del bien y evaluar si es necesario abonar alguna suma en concepto de mantenimiento o de convenir la fecha, lugar y modalidad de devolución de la llave del inmueble, así como también la finalización del contrato mediante documento de recesión del contrato de locación, donde conste que las partes no tienen motivos de reclamo alguno y dar por finalizado el contrato de locación de manera conforme.

inmoalqEl periodo de tiempo que lleva la gestión de alquilar una propiedad varía de acuerdo a los recursos de los interesados en alquilar la propiedad y de las características propias del inmueble, así como también de un sinnúmero de factores como el monto de renta esperado por el propietario, la habilidad del agente inmobiliario de negociar entre los inquilinos interesados y los recursos de éstos para cumplimentar los requisitos contractuales, así como también la necesidad del propietario de recibir de manera urgente o no el ingreso por la renta de la propiedad. Este proceso puede durar una semana o meses, dependiendo de las exigencias del propietario del inmueble, mientras que para muchos inquilinos la búsqueda del lugar adecuado puede llevar días o meses.

Esta entrada fue publicada en Bienes Raices. Guarda el enlace permanente.